vitaminas para la depresión – conoce su definición y su tratamiento

La depresión ocurre cuando un desequilibrio químico en tu cerebro interfiere con tu humor, energía y la habilidad para concentrarse. Puede hacer que te sientas irritado, sin esperanza y abatido, y puede afectar tu apetito y habilidad para dormir. Si no se trata, la depresión puede causar pensamientos suicidas. Si bien hay muchas medicinas disponibles, puedes encontrar alivios naturales para la depresión utilizando una terapia de vitaminas para la depresion

Los estados depresivos son complicados de tratar cuando son crónicos o graves, o bien cuando la persona ya está tomando medicación. No obstante, sí que podemos prevenirlos o tratarlos en fases tempranas cuando empezamos a sentir que nos cuesta sobrellevar el desánimo, la tristeza, la nostalgia, la ansiedad o cualquier otro estado emocional negativo, las vitaminas para la depresion recomendadas son la Vitaminas B, Vitamina C, Vitamina D, Vitamina E.

vitaminas para la depresion

te puede interesar : vitaminas para diabeticos

que es la depresión

La depresión es un trastorno del estado de ánimo, que se traduce en un estado de decaimiento y claudicación psicológica y biológica del paciente importante y continuado, y se manifiesta a través de síntomas psíquicos (pudiendo aparecer desinterés, tristeza, desmoralización, disminución de la autoestima) y somáticos (pudiéndose presentar en forma de pérdida del apetito, disminución del peso corporal, astenia, alteraciones del sueño con periodos de insomnio y de somnolencia, etcétera).

A la hora de realizar un diagnóstico correctamente se ha descartar los episodios de tristeza pasajera o frustración, que se consideran como una reacción natural de la persona ante acontecimientos negativos como las situaciones de duelo por la pérdida de un ser querido u otras como divorcios o separaciones; aunque si se prolonga más allá de los seis meses o es tan importante que sea incapacitante puede desembocar en lo que clínicamente se conoce como una depresión mayor, por eso es muy importante el consumo de vitaminas para la depresion.

que es la depresión

tipos de depresión

  • Episodio depresivo

Un episodio depresivo puede tener una duración de un mínimo de  dos semanas, hasta años, y los síntomas pueden variar a lo largo del tiempo.

Un tercio de las personas afectadas por depresión, experimentará un único episodio depresivo durante toda su vida. Los profesionales de la salud se refieren a estos episodios como “episodios depresivos unipolares”.

  • Distimia

Los síntomas de distimia son más leves y menos característicos que los síntomas de un episodio depresivo o del trastorno depresivo recurrente.

A pesar de esto, los síntomas suelen ser persistentes y tienden a presentarse durante largos periodos de tiempo siendo necesarios al menos dos años para diagnosticar este trastorno; este tipo de depresión es llamado también  “depresión crónica”. Se trata de un tipo unipolar y si bien altera la funcionalidad del paciente, no es tan incapacitante, es recomendable en este caso las vitaminas para la depresion.

Muchas veces, las personas que padecen una distimia cumplen en determinado momento criterios para el diagnóstico de un episodio depresivo: en el caso de recibir ambos diagnósticos hablamos de una depresión dual.

  • Depresión Bipolar Tipo I

Este tipo de depresión ocurre durante el curso de un Trastorno Bipolar, antiguamente llamado trastorno maníaco-depresivo y es menos frecuente que la depresión unipolar.

El curso se caracteriza por alternar entre fases depresivas, fases de estado de ánimo normal o eutímicas y fases maníacas. Estas últimas se caracterizan por un exceso de afecto positivo, hiperactividad, y una reducción de la necesidad de sueño.

La manía afecta el pensamiento, el juicio y el comportamiento social causando problemas serios. Es frecuente que durante un episodio maníaco la persona se involucre en conductas sexuales de riesgo o compras compulsivas y que luego de estos episodios tenga lugar una fase depresiva.

Las personas que sufren este trastorno suelen describirlo como “pasar de estar en la cima del mundo, a ser el más desafortunado y desgraciado de un momento a otro”.

Cuando hay un diagnóstico de trastorno bipolar, suele ser más difícil distinguir una depresión bipolar de una unipolar.

  • Depresión Bipolar Tipo II

Este trastorno se caracteriza por presentar episodios o fases de hipomanía entre un episodio depresivo y otro.

Durante un episodio hipomaníaco la persona se siente eufórica (aunque en menor grado que durante un episodio maniaco) y por eso los familiares y la propia persona pueden confundir estos episodios con el estado anímico normal o un estado alegre.

  • Cuadro ansioso depresivo

En algunos casos, si bien la depresión es el diagnóstico principal, pueden co-existir también síntomas de ansiedad o incluso trastornos de ansiedad.

En los cuadros ansioso-depresivos hay una combinación de síntomas depresivos y síntomas de ansiedad.

  • Episodio depresivo con síntomas psicóticos

Un tipo especial de depresión es la llamada depresión psicótica o delirante. Los síntomas psicóticos incluyen ver u oír cosas o personas que no están presentes (alucinaciones) y/o tener ideas o pensamientos falsos (delirios).

Las personas afectadas por este tipo de depresión pueden tener ideas delirantes de distinto contenido.

En la mayoría de los casos, este diagnóstico requiere que el paciente ingrese en una unidad de psiquiatría. Los episodios psicóticos también pueden ser unipolares o bipolares.

  • Depresión atípica

Este tipo de depresión se caracteriza por un estado de ánimo hipersensible y muy cambiante, el aumento del apetito, del sueño y las crisis de ansiedad son frecuentes.

Se trata de un tipo de depresión moderada y puede ser bipolar con vitaminas para la depresion.

  • Trastorno Depresivo Patrón Estacional

Este tipo de depresión ocurre durante los cambios de clima o estacionales, como por ejemplo al comienzo del invierno o el otoño.

Cuando las fases depresivas acaban la persona suele volver a su estado anímico y funcionamiento normal.

  • Trastorno Depresivo Recurrente Breve

Este tipo de depresión afecta generalmente a la gente joven y se caracteriza por episodios breves de estado de ánimo depresivo o mixto, que tienen una duración aproximada de menos de 2 semanas.

tipos de depresión

sintomas de depresión

  • Tristeza patológica:

Se diferencia de la tristeza, que puede ser un estado de ánimo normal como la alegría, cuando alcanza un nivel tal que interfiere negativamente en la vida cotidiana, tanto en lo social como en lo familiar y lo sexual.

Aparece sin motivos o tras un acontecimiento significativo.

Es una sensación muy profunda, arrasadora. Tanto, que el paciente se siente “en baja”, tal como si hubiera perdido el sabor, el placer de vivir.

Se considera incapaz de brindar amor o afecto, lo cual aumenta sus sentimientos de culpa.

Un dato tremendo: el 15% de los deprimidos termina suicidándose, esta puede ser tratada con vitaminas para la depresion.

  • Desgano y anhedonia:

El sujeto se torna apático, no tiene ganas de nada (ni siquiera de vivir) y nada le procura placer

  • Ansiedad:

Es la acompañante habitual del deprimido, que experimenta una extraña desazón, como un trasfondo constante.

Cuando la ansiedad prima en el cuadro clínico, estamos frente a una depresión ansiosa. Por lo contrario, cuando predomina la inhibición, se trata de una depresión inhibida; quienes la padecen son personas malhumoradas, irritables, agresivas, la controlas con un tratamiento de vitaminas para la depresion.

  • Insomnio:

Al paciente le cuesta conciliar el sueño y, además, se despierta temprano y de mal talante.

En algunos casos, que constituyen minoría, puede presentarse la hipersomnia (exceso de horas de sueño).

  • Alteraciones del pensamiento:

Imagina tener enfermedades de todo tipo; surgen ideas derrotistas, fuertes sentimientos de culpa, obsesiones. El pensamiento sigue un curso lento y monocorde, la memoria se debilita y la distracción se torna frecuente.

  • Alteraciones somáticas:

Por lo común surgen dolores crónicos o erráticos así como constipación y sudoración nocturna. Se experimenta una persistente sensación de fatiga o cansancio.

Alteraciones del comportamiento: el paciente tiene la sensación de vivir arrinconado, rumiando sus sinsabores.

Puede estar quieto, de manos cruzadas, o explotar en violentas crisis de angustia o en ataques de llanto por motivos insignificantes.

Le resulta difícil tomar decisiones y disminuye su rendimiento en el trabajo.

  • Modificaciones del apetito y del peso:

La mayoría de los pacientes pierde el apetito y, en consecuencia, provoca la disminución de peso.

  • Pérdida del placer:

En lo sexual, se llega a la impotencia en el hombre o a la frigidez en la mujer; también disminuye y tiende a desaparecer el contento en el trabajo, en el deporte y en los juegos y otras actividades que anteriormente le eran gratificantes.

  • Culpa excesiva:

Siente con exceso la carga de una culpa inexistente, lo cual puede desembocar en delirios.

  • Pensamiento suicida:

Los pacientes presentan una preocupación exagerada por la muerte y alimentan sentimientos autodestructivos.

  • Disminución de la energía:

Se produce un cansancio injustificado, a veces con variaciones durante el día, muy a menudo más acentuado por la mañana. Las personas afectadas suelen sentirse más fatigadas por la mañana que por la tarde.

sintomas de depresión

tratamiento de la depresion

  • farmacológico de la depresión

De forma general, el tratamiento farmacológico de la depresión se suele limitar a los cuadros depresivos moderados o graves. En los pacientes diagnosticados de depresión leve no se suele recurrir a terapia farmacológica, debido a su estrecho perfil beneficio-riesgo.

Únicamente se recomienda en caso de fracaso de otras terapias, problemas médicos o psicológicos asociados, o historial previo de depresión moderada o grave.

En los pacientes con depresión moderada o grave, la terapia farmacológica de vitaminas para la depresion se considera un tratamiento de primera línea, aunque existe un 38% de pacientes que al cabo de 6-12 semanas no presentan respuesta al tratamiento instaurado, y en un 54% de los pacientes no existe remisión de los síntomas.

En el siguiente apartado detallaremos los principales grupos de fármacos antidepresivos con más detalles, así como sus efectos y las claves para aplicarlos.

  • psicoterápico de la depresión

Las terapias psicológicas más empleadas en el tratamiento de la depresión por su carácter específico son la terapia cognitivo-conductual (TCC) y la psicoterapia interpersonal (TIP).

La terapia cognitivo-conductual se ha mostrado tan efectiva como la psicoterapia interpersonal (más lenta en lograr los objetivos que la TCC y la farmacoterapia) y la terapia farmacológica, lo que la ha convertido en la terapia psicoterapéutica de elección en el abordaje de la depresión moderada, grave o resistente.

La duración de la terapia variará en función del tipo de depresión diagnosticada, la situación personal del paciente y la evolución de este.

En pacientes con depresión grave o crónica, si la terapia psicoterápica se asocia a tratamiento farmacológico la efectividad siempre será superior a cualquiera de estas terapias por separado.

La terapia cognitivo-conductual, asociada al tratamiento de mantenimiento, contribuye a incrementar la efectividad del mismo para evitar la aparición de recidivas.

Esto es especialmente beneficioso para aquellos pacientes con antecedentes de recaídas, o que presentan síntomas residuales, ya que son los que tienen un mayor riesgo de sufrir de nuevo episodios depresivos con ayuda de las vitaminas para la depresion.

Otro tratamiento

  • Autoayuda guiada:

Su objetivo es que los pacientes adquieran capacidades de autocontrol y manejo de la sintomatología de este trastorno.

Se empelan tanto soportes bibliográficos, como materiales digitales. Aunque se ha demostrado buena efectividad en pacientes con depresión leve-moderada, no se conocen los efectos a largo plazo.

  • Ejercicio físico:

Está demostrada la capacidad del ejercicio físico para mejorar el bienestar personal, tanto físico como psíquico.

En los pacientes con depresión leve-moderada, un programa de ejercicio de intensidad moderada, de 40-45 minutos, 2-3 veces a la semana, durante un periodo de 10 a 12 semanas, podría repercutir en una clara mejoría de la sintomatología depresiva.

  • Terapia electroconvulsiva (TEC):

Esta terapia consiste en provocar una crisis comicial generalizada (una convulsión), mediante la estimulación eléctrica del sistema nervioso central.

A pesar de ser una terapia devaluada y denostada en sus inicios, actualmente se aplica bajo anestesia y miorelajación, y se considera efectiva en pacientes adultos con depresión grave o resistente.

  • Hierba de San Juan (Hypericum perforatum):

Sus propiedades antidepresivas han sido constatadas en numerosos estudios. Presenta interacciones con otros medicamentos y debe tomarse siempre bajo prescripción y supervisión de un profesional sanitario.

tratamiento de la depresion

vitaminas para la depresion (vídeo)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.